Escrito por: Marta Villar Blázquez.

Voy a contar lo que solo con pensarlo me producía, temblor, pasión….  digo temblor, porque cuando estas empezando a sentirte mojada, a sentir excitación, por la vagina más dicho dulcemente, pero quise decir coño, me empapo de placer, de éxtasis , de unos nervios que me producen mi propio deseo.

Voy en el tren y solo pienso en follar, pero no en follar con cualquiera, en nadie mismamente, solo en mí, de tocarte y no sé quién eres, porque no hay nadie.  Me contoneo, me restregó, noto mis muslos, como disfrutan de eso, que estoy haciendo para mí, solo para mí, porque lo más excitante de la vida, es disfrutar con uno mismo, así que voy mirando a la gente, mientras, me acaricio las piernas, los muslos ,mientras me meto la mano por debajo del bolso que lo tengo encima para llegar hasta mi coñito, deseado ese coño, que esta ya que explota de excitación, caliente, mojado, quiero llegar hasta él con mis dedos, tocármelo, no dejo de mirar a la gente, que placer, cuanto exhibicionismo, cuanta locura y ese poder de que me puedan ver o saber lo que estoy haciendo me vuelve loca.

Me saco la lengua y me acaricio los labios, la saliva me acompaña, me muerdo, me paso las manos por encima de la blusa, rozo mis pezones, ardientes y excitación, duros, que ganas de chupármelos sola, que cachonda estoy, creo que estoy llegando ya, que ganas de poder gritar como me gusta a mí, de poder sacarlo a la luz, todavía quedan paradas, cada vez me siento más mojada, no dejo de moverme cada vez más, creo que alguien se empieza a dar cuenta, ahora ,casi al punto de llegar a mi estación, unas paradas antes, dos chicos se sientan enfrente de mis asientos ,pero ellos no se imaginan lo que está pasando, dios mío si alguien lo supiera que gusto y que placer sentirme tan mojada, tengo que meterme los dedos para saborear ese néctar en mi boca, estoy llegando al orgasmo, al placer más intenso, estoy llegando a mi destino, por fin descanso, por fin he llegado a correrme , que placer en el mismo vagón, tengo que volver a vivir la experiencia, ha sido brutal, ni los chicos ni nadie creo que se dio cuenta y si así lo hicieron que disfruten, mi ojos son un poema, lo dicen todo, cada vez les miro más, y ellos se hacen los tontos, me miran y sonríen ,pero ahora estoy tranquila he llegado al placer sola, conmigo misma, he llegado a correrme en aquel vagón , a tener un orgasmo sola, me bajo del tren , me noto chorreada pero me da igual, estoy deseando llegar a mi trabajo para poder bajarme las bragas y poder tocarlo, quiero poder tocarlo con mis dedos y metérmelos en la boca. Quiero más viajes igual..

 

Si te ha gustado tan solo dímelo, podre saber que te excitas conmigo y eso me reconforta. Hasta otra.

 

Puedes seguirnos en Facebook, Instagram o twitter

Volver Página de inicio

Cuéntanos tu historia:


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad